cuando todo te sale mal

Escrito el 24 noviembre, 2017, a las 12:31, vestido, creo.

En ocasiones las cosas te salen mal, a mi me pasa muy a menudo, que las cosas me salgan mal es una mala costumbre que ya he cogido, a la que me he acostumbrado desde hace tiempo y de la que no me puedo separar, todo me sale mal, haga lo que haga todo me sale mal, siempre hay algo que no queda en su lugar, soy un desastre con patas.

Al final a uno se le queda un sabor amargo en la boca por saber que todo es culpa suya, que lo ha hecho mal, que es un desastre andante, que realmente se merece todo lo malo que le esta pasando por no haber tenido cabeza suficiente como para reaccionar a tiempo y saber donde estaba su lugar, haber dicho lo que tenía que decir o haber hecho lo que tenía que hacer en realidad.

El no poder ver a tus seres queridos, bien por la distancia, bien por que la cagaste en su momento, y ahora ya no hay remedio alguno mas que dejar pasar el tiempo para ver si cura las cicatrices que tu mismo has causado, pensar en que la culpa es tuya te crea una ansiedad, una angustia, una desesperación que no es descriptible solo con palabras o letras, he fracasado como padre y como pareja, eso es así, no puedo verlas a ninguna de ellas por mi mala cabeza, por haber hecho lo que hice en su momento, ahora estoy pagando las consecuencias de estar confinado en un mundo en el que no quiero estar, en el que no me siento a gusto, en el que se que no debería estar, quiero estar cerca de ellas, poder ser su padre y su pareja a tiempo completo, pero ahora mismo eso no es posible, no es viable, pero tampoco es suficiente para mí.

La impotencia que te crea saber que ellas no te quieren ver por lo que hiciste es algo que causa mucho dolor, no sabría explicarlo bien para que pudieras comprender lo que siento, pero es como si mil agujas se me estuvieran clavando en el corazón, es realmente insoportable, algo que no le deseo ni a mi peor enemigo, no puedo soportar el echo de saber que es culpa mía el no poder ver a mis hijas, o que es culpa mía el tener que estar tan lejos de mi pareja, el dolor es intenso, y no es soportable por mí.

Quisiera que todo pasase a un segundo plano, quisiera haber sido más fuerte y no haber intentado suicidarme, lo hice por que ya no aguantaba más el dolor, la presión, el fracaso, pero las circunstancias de la vida me han dado la vuelta por completo, yo sigo vivo y lo he perdido casi todo, por no tener no tengo ni mierda en las tripas por las mañanas, ya no soy nadie valido para casi nada, he perdido lo que más quería en este mundo por no haber sabido afrontar mis miedos y mi dolor, ahora soy un padre sin derechos ni ambiciones, un pobre desolado que no tiene visión de futuro, un pobre desgraciado que ya no sabe cual es el rumbo que a de seguir para que alguna cosa le salga bien, todo me parece tan negro que creo que ya nada tiene solución.

Se que solo el tiempo podrá curar las heridas que les hice a mis hijas, ellas todavía son pequeñas, y con el paso del tiempo entenderán lo mal que lo estaba pasando yo cuando hice lo que hice, incluso entenderán el por que de mi decisión, pero todavía es demasiado pronto para que ellas puedan asumir que es lo que hice y las razones que tuve para hacerlo, no seré yo el que las presione para volver a verme, solo el tiempo tiene la llave que puede hacer que sientan de nuevo el deseo de querer volver a ver a su padre, no me queda más remedio que esperar a que las cicatrices curen, a que entiendan que estaba muy mal, y sobre todo que entiendan que lo sigo estando, que si estoy lejos de ellas no es por decisión propia, es por que realmente necesito un ambiente diferente para poder curarme, para poder volver a ser una persona más o menos decente y de valor para la sociedad.

Se que lo que pido no es algo fácil, pero es lo único que me queda en la vida, mis hijas y mi pareja, el resto son solo cosas banales de las que puedo prescindir en un momento dado, y lo poco que me importa no esta a mi alcance, por lo menos no de momento, se que lo hice mal, pero en aquel momento no tenía fuerzas para seguir afrontando la vida tal y como me venía de frente, era solo un muñeco sujeto a acciones que no eran deseables para mi mismo, un pelele, un ser sin presencia, una persona sin ambición alguna, ¿para que seguir, para que vivir?.

No espero que nadie pueda llegar a comprender lo que a uno le pasa por la cabeza cuando esta en la situación en la que yo estaba, o en la que estoy, cada cabeza es un mundo, cada uno se desmorona por un motivo u otro, a mí se me juntaron todos los motivos habidos y por haber como para no tener fuerzas para seguir, pero repito, no espero que nadie lo entienda, por que incluso yo ahora mismo me doy cuenta de que la decisión que tome quizá no fue la correcta, que debería haber afrontado mis miedos.

No soy hombre de dar muchas explicaciones de mis actos, no lo he sido nunca, pero en este caso creo que mis hijas merecen que les explique por que hice lo que hice, ahora mismo no, por supuesto, bastante mal lo están pasando ya por mi culpa, pero en su momento, cuando ellas puedan haber asumido un poco mejor todo lo pasado sí, creo que es lo justo, que su propio padre les de explicaciones, que no era por no querer estar con ellas, que es lo que ahora piensan, debo dejar pasar el tiempo, debo ser paciente, algo que no va conmigo, pero esta vez sí, no me queda otra, debo ser paciente, algún día llegara el momento justo, y eso solo ellas pueden decidirlo, nadie más.

Aquí yo ya poco más puedo hacer, no es el momento idóneo para dar las explicaciones necesarias, además yo tampoco estoy preparado para hacerlo, lo veo todavía todo muy negro, todavía tengo muchos miedos guardados dentro, todavía no estoy preparado para enfrentarme a la realidad que me espera ahí fuera, lo sé, con mi edad ya debería tener cojones suficientes, pero no, no los tengo, no estoy preparado para enfrentarme al mundo, ni profesionalmente ni personalmente, todavía vivo sumido en mi caparazón, y de aquí no creo que me saquen todavía en mucho tiempo, yo mismo debo curar las cicatrices que me he causado yo mismo, no culpo a nadie, toda la culpa es mía, de nadie más, pero las cicatrices pesan más que el propio dolor que producen, y los daños causados por mis actos causan todavía más dolor que presiona sin más encima de esas cicatrices, no puedo asumir ni aguantar todavía nada que sea “normal”, no estoy preparado.

Ahora solo el tiempo tiene la llave para que yo pueda volver a ser un padre y una pareja como debe ser, no estoy preparado para asumir más riesgos innecesarios, no estoy preparado para afrontar más dolor, ni para acumular más cicatrices, solo el tiempo podrá hablar en mi situación actual, solo el tiempo, nadie más.

Puedes insultarme, criticarme, lo que te de la gana, pero todo comentario anónimo, o con un email falso será borrado.

  1. La angel dice:

    Y mis preguntas son:
    ¿ Te has parado a pensar alguna vez el porqué te sale todo mal?
    ¿Porqué no te da tiempo a reaccionar?
    ¿Pensaste en levantar el pie del acelerador alguna vez?
    Todo acto o decisión necesita su tiempo y tu no se lo has dado. No te has parado a pensar en los caminos que puedas recorrer, cual de ellos tendría mejores consecuencias. Destruirte no era la mejor opción, hacerte daño no ha aliviado el dolor. Ahora te estas dando cuenta de que ese no era el mejor camino y eso es lo bueno, que te hayas dado cuenta.
    Recuerda, haz lo que desees sin hacer daño a nadie incluso a ti mismo.
    ” Todo tiene solución menos la muerte”.
    Ahora tienes la oportunidad de ayudarte, la vida, los amigos, la familia, los médicos… todos ellos están ahí para que en el momento que no encuentres salida, respuestas, etc.,te ayuden a encontrar otros caminos, ¿que no es sencillo? Pues a lo mejor no pero por probar no pierdes nada y posiblemente ganes mucho.
    Todo el mundo necesita su tiempo, para pensar, para reconstruirse…cambia esa oscuridad por luz (¡¡uy, que espiritual a sonado esto!!) pero así es, uno da lo que tiene.
    La vida es un camino de rosas y para llegar a la flor hay que pisar muchas espinas.
    Así que para adelante. ¿Vamos?

    1. Ricardo dice:

      ¿vamos?, ¿porqué no?, ya no tengo nada más que perder…, ojala fuera tan fácil deshacer todo lo que ya esta hecho, todo el mal que he causado a mis seres queridos, pero no es tan sencillo, solo el tiempo tiene la llave para que todo vuelva a ser como era, y yo tengo muy poca paciencia.

      1. la angel dice:

        Lo hecho, hecho esta.
        Quien te quiere o ha querido sabrá perdonar y te ayudará en vez de chafarte más.
        Demuestrate y demuestra que esta vez si sabrás hacer lo correcto y si flojeas ya sabes que tienes mucha gente para ayudarte a levantar.

  2. Mónica dice:

    Todos cometemos errores, por eso existe las segundas oportunidades, el daño ya esta exo si tiene solución poq preucuparse y si no la tiene , también para q preocuparse lo q se q siempre estarás con nosotras. TE AMO.

    1. Ricardo dice:

      Espero tener una segunda oportunidad, mis errores han sido muy grandes Mónica, tu lo sabes mejor que nadie…

  3. Charolin dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con la ángel, que más te puedo decir, que has dado un gran paso, enorme para ti, y que tienes gente con la que contar ,¿errores?, todos cometemos y también se aprende de ellos, aunque sea yo la de las broncas, sabes lo que siento por ti, sigue así y yo seguiré estirándose las orejas ????

    1. Ricardo dice:

      Si fuera tan fácil como escribir no tendría problema alguno en seguir adelante, pero no lo es, no estáis en mi cabeza, es una caja de grillos, una autentica locura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *