la negación

Escrito el 21 octubre, 2017, a las 13:56, cabreado.

He vivido la mayor parte de mi vida negando lo que soy en realidad, negando a mi mismo y al resto de la humanidad lo que soy, lo que siento, lo que pienso, lo que quiero ser, vivo en un mundo de negación absoluto, ya traspasando la barrera del nihilismo absoluto, voy un paso mas allá, ya no me quedo en la negación de todo tipo de autoridad existente, ahora también niego toda forma de vida, todo sentimiento, toda irradiación de felicidad, vivo en un mundo de negación.

Es como si estuviera obligado a no ver, no escuchar y no hablar, me siento bien en soledad, es el momento en el que me siento feliz realmente, quiero salir de mi caparazón, quiero ser normal, quiero ser uno más del grupo, quiero que me vean como una persona más, pero en realidad, al mismo tiempo, siento que no lo soy, me estaría engañando a mí mismo si lo hiciera, no soy una persona más, no soy especial, soy diferente, y eso me obliga a seguir dentro de un caparazón que cada día duele más y más.

El “pienso, luego existo” para mi es un absurdo total, yo pienso, pero no tengo claro de mi existencia terrenal, estoy mas tiempo fuera de este mundo que en el, la manía de las personas de ser hipócritas me trae de culo, no puedo con ello, el ahora sí pero mañana no me cuesta mucho de entender, no creo que se pueda ser el mejor amigo un día a la semana y por que toca.

Estoy obligado a compartir mundo con la gente, con la humanidad, aunque no por por siempre, esa es la única esperanza que me queda para seguir un poco más, no estoy conforme con la sociedad, con la humanidad, con la forma de pensar y de actuar de las personas, yo no me escondo, siempre soy como soy, a veces soy más yo y a veces menos, pero en general no me escondo, no entiendo la necesidad de las personas de negar la evidencia y de aceptar las consecuencias, el ahora sí pero ahora no es algo que no puedo entender ni soportar, no entra en mi pequeña mente desquiciada.

Es por ello que me obligo a vivir en un mundo de negación absoluta, reniego de todo lo que es ser normal, para mi no tiene ningún tipo de sentido, llegar a un sitio y ser normal es aburrido, comportarme como el resto no va conmigo, prefiero vivir en soledad, en un infierno de caos y soledad absolutos, es donde me encuentro a gusto, y por que voy a negar la evidencia, si me gusta estar solo es lo mejor que puedo hacer. No niego que me gustaría ser como los demás y poder convivir en su mundo de “realidad”, ¿pero para qué, de que me sirve a mi eso?.

No seré yo quien le quite la posesión de la verdad a nadie, yo tengo la mía propia y me sirve y funciona muy bien, no digo que sea la correcta, pero si es la que me hace sentir vivo, a pesar de no estar muy conforme con eso de estar vivo, cada vez me veo más separado de la realidad, cada vez más lejos de lo “normal”, cada vez más yo y menos ellos.

Quizá mi convicción de nihilista desde hace muchos años también ayuda a que este enfoque sobre la vida me lleve por el camino que me lleva, no lo sé, es muy posible, la negación de todo aquello que me rodea me ha seguido durante toda la vida, por ello he vivido como he vivido, casi al limite de todo y de todos durante toda mi vida, he sido una persona introvertida pero a la vez muy social, ya lo sé, es algo que no cuaja muy bien junto pero es así, siempre me he relacionado bien con todos los grupos sociales en los que me he metido, pero al mismo tiempo he sido lo suficientemente introvertido como para que nadie sepa lo suficiente de mí, no me gusta el acercamiento sumo y sentimental, para mi no es necesario, guardar lo que tengo y lo que siento, y de paso negar la necesidad de explicarlo ha sido mi máxima durante muchos años. Es posible que por eso esté en el momento en el que estoy y me encuentre como me encuentro, pero aún así sigue siendo mi máxima, no me gusta dejar que nadie se acerque lo suficiente a mí como para llegar a conocerme, eso no me interesa.

Bastante atormentado vivo yo solo como para atormentar también a la gente que me rodea, cada persona tiene sus propios problemas y no seré yo el que los haga participe de los míos propios, ya es suficiente con que yo tenga la mente hecha un circo como para que otros sean participes de mis enanos, no lo creo conveniente ni lógico, prefiero ser yo mismo el que lidie con toda mi mierda y no hacer participe a nadie más de los malos y buenos momentos por lo que he pasado, por los que estoy pasando o por los que algún día pasaré.

No sería lógico ni propio pensar que el resto del mundo esta equivocado y yo no, eso lo tengo muy claro, por eso estoy en manos de profesionales, se que el problema es mío y solo mío, tengo que aprender a que todo lo que he sido durante mi vida no es lo correcto y que lo debo hacer es abrirme y ser uno más para poder integrarme en la sociedad, sociedad de la que reniego, pero a fin de cuentas es la que hay, no me quedan mas cojones que integrarme a ella, de una manera u otra, al final deberé ser uno más de los que sigue la corriente del rio, uno más de los que sigue el camino habitual y se deja llevar a una muerte segura sin ningún tipo de aliciente ni diversión.

Puede parecer, por mi forma de actuar y pensar, que no me importa mucho lo que la gente piensa de mi, pero en realidad no es así, claro que me importa, a fin de cuentas soy humano, me importa lo que la gente piensa de mí, es más, me molesta que la gente piense algo de mí, yo intento pasar por este mundo como si no estuviera presente, y el echo de que la gente me mire y piense algo sobre mí me molesta mucho, no quiero ser el único que lo diga, pero lo digo, la gente tiene mucho tiempo libre como para dedicarse a criticar a los que pasamos por la vida de una manera anormal, o no parecida al resto de personas, no somos raros, solo pensamos o sentimos las cosas de forma diferente al resto de personas, eso no nos hace raros, en todo caso especiales, y como especiales que somos, tenemos todo el derecho del mundo a elegir nuestra manera de pasar por la vida, total, el final va a ser el mismo para todos.

Yo voy a seguir en mi mundo de negación, no pienso que la hipocresía sea algo sano, si me quedo sin amigos será única y exclusivamente culpa mía, si vuelvo a vivir en soledad, encerrado en mi mismo sera única y exclusivamente culpa mía, jamas culparé a nadie de mi soledad o de mi paranoia, pero si a la hipocresía generalizada de la sociedad y de las personas que la conforman, no puedo aguantar de ninguna manera el ahora sí pero quizá mañana no, me parece algo absurdo, si quieres estar a mi lado es por que te importo, aunque sea solo un poco, no entiendo por que cambiar ese sentimiento dependiendo de la persona con quien estés, me parece lo más absurdo del mundo, eso es algo que no puedo soportar, y quizá lo que más me hace sentirme solo, o querer estarlo, la gente cada vez me interesa menos, ¿es culpa mía?, sí, de acuerdo, pero es otra máxima en mi vida que no puedo negar.

Dicen que al final uno se acostumbra a ser el raro del barrio, a mí me cuesta acostumbrarme a serlo, no creo que sea el raro del barrio, ni siquiera creo que pertenezca a ningún barrio, soy más de vivir donde me dejan estar tranquilo, es evidente que aquí no es así, pero de momento es lo único que tengo, es lo único que me queda, es el único sitio donde puedo estar, por tanto a seguir la máxima, ver, oír y callar.

Puedes insultarme, criticarme, lo que te de la gana, pero todo comentario anónimo, o con un email falso será borrado.

  1. Mónica dice:

    Nacemos solos morimos solos , pero por el camino tienes a gente diferente como yo que te ama

    1. Ricardo dice:

      Pero estas tan lejos, y te echo tanto de menos ….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *