la tristeza

Escrito el 1 junio, 2017, a las 09:17, vestido.

La tristeza, mas sabia y puta todavía que la soledad, es molesta compañía con la he de lidiar cada día, no me gusta tenerla al lado, pero la soporto, el dolor es intenso, pero creo que todavía puedo aguantar un poco más.

Dicen que la tristeza es el abismo en el que caen los que ya no tienen esperanza alguna, los desechos, los consumidos por dentro, los que han abandonado el alma a su suerte.

Yo debo lidiar cada día con ella, al igual que la soledad, me acompaña en mi paso por el tiempo, me recuerda cada día que sigo vivo, me recuerda cada día que hay mucha gente que me necesita.

La tristeza es una perra ansiosa por destruir, todo aquello que pueda haber en mi mente o en mi alma que valga la pena, por mucho que intente esconderlo, ella siempre lo encuentra y lo corrompe.

La tristeza es una puta demasiado inteligente, hace de mi lo que quiere, estoy rendido a sus extraños encantos, solo produce dolor, ansiedad, mal estar, ganas de no seguir…..

Aunque soy completamente consciente de que debo vivir con ella, al igual que con la soledad, en este caso resulta mucho más complicado, el dolor no es fácil de soportar, saber que tienes a gente que te quiere mucho, a dos hijas maravillosas, a una ex mujer que ha hecho por ti algo que no haría nadie, y aún así, la perra de la tristeza, te recuerda cada día que no quieres seguir viviendo, que nada es suficiente para tener un poco de aliento, un poco de fe, un poco de ganas de algo.

Intento dormir cada día con ese dolor, con ese pesar, sabiendo que me quieren, que me necesitan, y que yo, egoísta como nadie, no quiero seguir viviendo, ya ni las pastillas son suficiente para dormir, duermo poco, muy poco, y lo poco que duermo se llena de pesadillas que después no puedo recordar, solo el estado de mi cama al despertar me hace saber que he tenido un mal sueño.

La tristeza, esa perra que me ha destrozado, la única capaz de entrar en mi coraza sin pedir permiso, la única que me lleva donde ella quiere, la única a la que no quiero a mi lado, la única a la que debo soportar cada día con dolor y sufrimiento.

No es fácil explicar con palabras lo que siento, no es fácil explicar en un escrito lo que sufro, el dolor que llevo a cuestas, la tristeza, esa mala compañía que me está destrozando, esa perra insaciable que solo causa dolor.

La tristeza, otra de mis compañías, otro de mis pesares, otras de mis humillaciones.

Puedes insultarme, criticarme, lo que te de la gana, pero todo comentario anónimo, o con un email falso será borrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *