llévame contigo

Escrito el 5 julio, 2017, a las 14:42, a medio vestir.

Muchas son las veces que has venido a verme, incluso hemos discutido, pero aún así me dejas de lado, me ignoras, ¿acaso no te interesa mi alma?, no seas cruel conmigo.

Muchas han sido las veces que te he llamado a gritos, que he implorado tu presencia, han sido ya muchas veces, y aún así, incluso haciendo acto de presencia sigues pasando de mí, volveré a llamarte, y tu lo sabes, no puedes ignorarme eternamente.

Y me eres infiel con el primero que llega, ¿crees que no veo como te los llevas?, no soy idiota, solo a mí me dejas de lado, eres cruel, incluso te vas con aquellos que no te llaman, no entiendo por que me haces esto, no entiendo por que eres así.

Quizá para ti sea un juego, pero para mi no lo es, te deseo como no he deseado nunca a nadie, y tu me ignoras, juegas conmigo, me haces esperar a no se bien que, se con certeza que pronto caerás rendida en mis brazos, no lo puedes evitar, es tu trabajo, y esta vez pienso exigirte que vengas conmigo, no podrás negarte otra vez.

Esta relación extraña de amor odio que hay entre nosotros se me ha hecho ya muy pesada, ya no es divertido, sabes que me estas haciendo sufrir, y no es aquí donde quiero hacerlo, bien sabes que es contigo al lado donde lo deseo.

Y no vuelvas a repetirme lo de que hay otras prioridades, o que soy todavía necesario, estoy cansado de cuentos y promesas absurdas, no me sirven ya, quiero ir contigo, y esta vez no lo podrás evitar.

Te aseguro que no vamos a discutir ni un solo segundo más, te enfurruñas cuando ves que no tienes la razón y te vas con el primer insensato que encuentras por la calle, sabes que es injusto, tu opinión aquí ya no debería contar como lo hacía antes, ahora soy yo el que pone las reglas, ahora soy yo el que implora tu presencia.

Se han terminado las partidas de ajedrez, hemos llegado a tablas, no puedes mover tu reina, ni yo mi rey, llegado este punto no queda más remedio, vienes tu, o voy yo, el camino es igual de largo en ambos sentidos.

Ya casi puedo oler tu hedor, ya casi puedo sentir tu respiración, solo estira la mano para que pueda cogerla, solo vuelve a verme, y llévame contigo, y ya no te lo pido más, ahora te lo exijo.

Puedes insultarme, criticarme, lo que te de la gana, pero todo comentario anónimo, o con un email falso será borrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *