lo siento muchísimo

Escrito el 12 junio, 2017, a las 09:09, fumando.

Anoche la volví a liar parda, por lo visto me metí en el único antro de todo Requena en el que no me tenía que haber metido, y claro, pasa lo que tiene que pasar.

Si bien es cierto que ayer si bebí alcohol, la crisis que tuve no fue muy violenta, o eso creo yo, no recuerdo haber hecho daño a nadie, eso sí, la mano derecha la llevo un poco inflamada, por lo que algún golpe a algo si le dí, pero como me pasa siempre con este tipo de crisis no recuerdo nada, es otra noche perdida.

Aunque esta vez la crisis ha sido diferente, tengo grabado a fuego en el cerebro los ojos de Ana a punto de llorar, no se que mierda le contaría, ni que hora sería, se que no era una hora decente, por lo menos para ella.

Creo que por mucho que lo intente en este pueblo no puedo aguantar mucho más, ya no me queda tiempo, ya no se como controlarme, como saciar mi ira, como ser una persona normal.

Solo estoy haciendo daño a la gente que me quiere, y lo jodido es que después yo no lo recuerdo, con dos cojones, hago sufrir a la gente y después solo ellos saben lo mal que se lo hago pasar.

Ya no quiero estar más aquí, ya no quiero más pastillas, ya no quiero ningún grado de invalidez mental, ya no quiero seguir viviendo, solo soy una maquina de hacer daño a los que se acercan a mí, y no puedo controlarlo, y me duele, me duele mucho.

Necesito que me vuelvan a encerrar, necesito que me tengan bajo control de alguna manera, aquí me han intentado meter en una burbuja de la que entro y salgo a mi antojo, creo que lo mejor sería que me volvieran a encerrar para poder estar bajo control profesional.

Ya no quiero hacer más daño a nadie, ya no quiero provocar más dolor, y además se que para ver a mis hijas todavía falta mucho tiempo, y tiempo es lo único que no me queda, estoy agotado, no puedo más.

De hecho, este es mi último artículo, ya no voy a escribir más mierda, al principio me servía de catarsis, pero ahora solo cuento las barbaridades que pasan por esta cabeza mía, ya no voy a escribir más, ya no quiero molestar a los que me leéis.

Os agradezco de todo corazón que me hayáis leído, que me hayáis intentado apoyar, tanto comentando aquí, como en las redes sociales, vuestro apoyo me ha servido de mucho, pero este es el último artículo que escribo.

Muchas gracias a todos.

Puedes insultarme, criticarme, lo que te de la gana, pero todo comentario anónimo, o con un email falso será borrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *