Narratio mortem

Escrito el 19 julio, 2017, a las 20:01, a medio vestir.

Después de todo el dolor producido, de toda la angustia creada, de todas las maldiciones recibidas y los ruegos y rezos recitados por mí, vuelve la vida a mi vida, todo sigue igual, bueno no, decir que todo sigue igual sería mentir, y no acostumbro a hacerlo, por lo menos conscientemente, como estoy ahora.

Ya nada es igual, has vuelto a estar a mi lado, pero esta vez solo para verme sonreír, eres una puta desvergonzada que no tiene piedad alguna de mi ser, empiezo a odiarte casi tanto como te amo, quizá nuestra relación no esta llegando a donde debería llegar, piénsalo, no seas así conmigo.

Hoy la sutileza, el decoro y el sarcasmo se han ido a tomar por el culo, la estupidez del amo del calabozo me tiene loco, encerrar un ángel no es uno de sus poderes, y entre el y el infiel me están haciendo volver las ganas de matar, sabes bien que no lo haría si no fuera por ti, pero derramar una sola gota de sus lagrimas es como derramar mi sangre, y solo tu tienes ese derecho.

Ha pesar de que el carbónico llegó a tiempo creo que me arrepiento de ello, he producido más dolor del calculado, creo que se me fue la mano al calcular las dosis, podías haberme avisado, tu bien sabías como iría todo, tampoco te habría costado tanto.

Y ahora me encuentro entre la espada y la pared, mato, o la dejo llorar, la dejo llorar por su muerte, o la dejo sin más, y no me ayudas en nada, estas ahí, como una puta estatua mirando como la cago una y otra vez, no tienes vergüenza alguna, me parece muy mal tu comportamiento, no deberías tratarme así, no después de todo lo que yo he hecho por ti.

Me estoy agobiando más de la cuenta, cambiar mis abitos de nuevo me va a costar mucho, no me estas dando mas opción que hacerlo de nuevo, buscar un nuevo camino, quizá esta vez juegue al azar, y ni siquiera cuente contigo.

No me arrepiento de lo hecho, quizá si de como lo hice, no me arrepiento del resultado, quizá si del dolor causado, en todos menos en ti, que todavía te rebozas en tu desvergonzado ser viendo como vivo, sin querer.

Ya empiezas a no ser de mi agrado, ya empiezas a no estar a mi lado, antaño pediste y se te dio, hoy te pido y solo me rechazas, no es así como funciona este juego amiga, no es así como lo pensé yo, ni para ti, ni para mí.

Puedes insultarme, criticarme, lo que te de la gana, pero todo comentario anónimo, o con un email falso será borrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *