Ricardo el titán

Escrito el 24 mayo, 2017, a las 19:24, en pijama.

Atlas lidero la guerra de los titanes contra los dioses del olimpo, al terminar esta, y siendo derrotados los titanes, Zeus condeno a Atlas a soportar sobre su espalda el peso del cielo y la tierra por toda la eternidad.

Si esto fuera cierto, si Atlas existiera de verdad, y ciertamente tuviera que soportar sobre sus propias espaldas todo el peso de la humanidad, creo, y solo creo, que podría llegar a entender su condena.

Llevo cuarenta años dentro de una coraza, coraza que yo mismo creé cuando erá niño, dentro de esa coraza es donde vivo, y en ella guardo y aguanto todo el dolor, sufrimiento, agonía, ira y todo aquello que puede hacerme daño a mí o a los demás.

Lo único que dejo salir al exterior de mi coraza es una hipócrita felicidad y bien estar, por eso llego a parecer una persona muy sociable, nihilista, pero sociable, es completamente mentira, soy un jodido hipócrita, no me gusta la gente, no me gusta la sociedad, no me gusta la humanidad en general.

Supongo que después de cuarenta años guardando dentro de mi todo eso, cargándome de dolor y sufrimiento por dentro, siendo un hipócrita social, al final la coraza se ha terminado por romper, y lo ha hecho a lo bestia, como lo suelo hacer todo, sin pensar y sin miramiento alguno, ha salido todo de golpe, ahora mismo es como si a Atlas le hubieran cortado las cadenas y hubiera podido echar a correr.

No negaré que si he sido feliz en muchas ocasiones, he conocido a gente maravillosa por los que daría lo que hiciera falta, conocí a mi ex mujer, con la que tuve dos criaturas maravillosas, y con la que todavía guardo una relación muy estrecha y buena, he conocido a gente que han aparecido a mi lado cuando he estado mal sin necesidad de llamarlos, he conocido gente capaz de hacerse sesenta kilómetros solo para tomarse una cerveza conmigo durante media hora, no he conocido a gente en persona que me han dado mas apoyo que muchos de los que tengo a mi alrededor, en general no me puedo quejar, de hecho no me quejo de mi vida, ni de como la he vivido, las circunstancias actuales son solo motivo de mis actos, de mi coraza, de mi hipocresía, de mi miedo a ser lo extremadamente sincero que soy, de mi miedo a sentirme rechazo, de mi miedo a la sociedad.

Vivir en un mundo donde aguantas dentro todo aquello que puede afectar a alguien o ti mismo es duro, muy duro, cuando explotas el remedio es bastante jodido, dieciséis pastillas al día, prohibido conducir, prohibido beber, prohibido tener todas las pastillas en mi poder, prohibido salir a la calle solo, prohibido tener una vida propia, no me quejo, lo asumo, lo sufro, y sigo haciendo el hipócrita ante la gente que me intenta ayudar, con sonrisas forzadas, sarcasmos pre definidos, bromas mal formadas, no tengo vida, estoy inmerso en una mentira, me miento a mí mismo, y estoy mintiendo a los que me rodean, no estoy bien, y sigo guardando todo en mi coraza, no se cuanto más aguantaré, ya no se si vale la pena hacerlo, ya no lo sé.

Puedes insultarme, criticarme, lo que te de la gana, pero todo comentario anónimo, o con un email falso será borrado.

  1. Raquel dice:

    Tu sí eres un titán primo, rompe esas cadenas de una vez y vuelve a ser el tipo con el que todos queríamos estar siempre

  2. Bea dice:

    ¿Cómo es capaz de perturbarnos tanto esta sociedad del buenrollismo, del tener que ser, del tener que estar, hasta el punto de renunciar a nosotrxs mismxs y esconder bajo llave todo lo que sentimos y pensamos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *