un rayo de felicidad

Escrito el 8 octubre, 2017, a las 17:45, pensando en tí.

Para este fin de semana he tenido una visita celestial, una vieja amiga a venido a verme y a iluminado un poco mi negra identidad, me ha traído recuerdos que tenía dormidos y que no deberían estarlo, ha traído consigo una felicidad que tenía guardada en el mas profundo de mis cajones, y lo más importante, ha sido capaz de sacarla de ahí.

Con tan solo su presencia ha conseguido iluminar una parte de mi por completo, me ha dado felicidad y amor a partes iguales, ha conseguido que me sintiera a gusto conmigo mismo, y con los demás, cosa que hasta ahora me estaba empezando a resultar muy, pero que muy complicado.

No ha traído a mí, a pesar de poder hacerlo, malos recuerdos de mis andaduras en aquellos momentos que no quiero ni recordar, solo ha traído alegría y bien estar a mi ser, ha sido como un pequeño rayo de luz que se ha abierto camino entre toda la oscuridad que adormece ahora mismo mi mente, ha sido como un rayo celestial.

Para mi la presencia de esta amiga este fin de semana en mi vida a supuesto un punto de inflexión increíble, se como estuvo ella, casi en el mismo punto en el que estoy yo ahora, y la he podido ver ahora, llena de vigor, de felicidad, con un brillo en los ojos que dejan ver sus ganas de vivir, esto me hace pensar que yo puedo salir de este pozo tan negro en el que me veo metido, me ha traído la esperanza que quizá me faltaba para querer impulsar mi vida un poco más.

Creo que ha caído bien a todo el mundo, incluidos mis padres, y si no es así, sinceramente, me da bastante igual, se lo que ha significado para mí su presencia, y eso es lo único que debe contar en este momento, un rayo de felicidad, un impulso para mis ganas de vivir, un placer celestial que no esperaba encontrar tan de repente.

A la mayoría de mis amigos les ha caído muy bien, ahora es una chica muy extrovertida, habla hasta por los codos, y ese agradable acento andaluz que se le ha quedado resulta muy gracioso a la hora de hablar con ella, la verdad es que creo que a casi todos les ha caído muy bien.

Aun así, a pesar de saber si les ha caído bien o no, algo que para mi es secundario, lo importante es lo que ha significado su presencia este fin de semana en mi vida, un arroyo de felicidad y amor que no esperaba, un derroche de simpatía, sinceridad y amabilidad que yo necesitaba mucho ahora mismo.

La presencia de Mónica este fin de semana en mi vida ha sido como abrir una pequeña puerta en mi interior por donde entra la luz del sol y adorna toda la oscuridad que ahora mismo riega mi ser, necesitaba esta visita, y espero tenerla muchas veces más.

Puedes insultarme, criticarme, lo que te de la gana, pero todo comentario anónimo, o con un email falso será borrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *