una lagrima más

Escrito el 4 febrero, 2018, a las 15:35, cabreado.

En ocasiones una lagrima es el mayor de los sentimientos, podemos evocar toda nuestra pasión, tristeza, dolor o miedo en ella, para mí, es complicado, lloro a escondidas por los rincones sin poder demostrar mi dolor, ya no se como asumirlo más, es algo profundo que arde dentro de mi, no tengo las letras necesarias para poder mostrarlo, pero no se si puedo asumirlo o aguantarlo más, ha pasado mucho tiempo y mi nivel de mejoría parece haberse estancado, vuelvo hacia atrás como un simple cangrejo, todo lo superado parece haber sido en vano.

Hace semanas que sufro ataques de ansiedad que me están volviendo loco, creo que tengo sueños, por el sudor al despertarme diría que no son muy agradables, yo no los recuerdo, pero se que están ahí, y me hacen pensar, y darle vueltas a las cosas, y las cosas que pienso son desagradables, no puedo seguir así, no me encuentro bien y no se que hacer ni como afrontar mi dolor, estoy inmerso en un profundo sin vivir que nada calma, que nada apacigua.

Pensaba que el tiempo curaría las heridas abiertas en su momento, pero lo único que hace el tiempo es agravar mi situación, no puedo ver mas allá de mi mismo, ya no pienso con claridad, tengo más problemas por asumir que soluciones por revelar, el peso es excesivo, la carga ya no es fácil de llevar, me duele mucho la espalda y el saco no para de llenarse y moverse, parece que todo lo que pude ser no será, me encuentro sumido en un mal sueño que no me deja avanzar, la pena, el dolor, la rabia y la ansiedad pueden conmigo, ya no soy quien fui, ya no se quien soy, ni quien seré.

A veces, y últimamente muy a menudo, me pregunto si todo el esfuerzo vale para algo, ya no lo veo tan claro como lo veía, todo parece ser diferente ahora, no se muy bien donde me encuentro ni cual es mi dirección, paso demasiado tiempo conmigo mismo, creo que no me sienta bien mi propia compañía, pensar no se me da bien, me da miedo, y no se parar, eso me asusta, no tengo ni idea de como frenar, de donde irá todo esto a parar, tengo miedo, ya no solo es dolor, ahora es miedo. Real.

No se si son ellas, si solo es ella, o simplemente soy yo, pero toda la situación puede conmigo, no le encuentro el sentido a nada, es un o conmigo o solo, me angustia pensar en la idea de que nada sale como debería salir, de que todo parece estar fallando, es como si fuera una situación creada expresamente para la desolación, el tiempo ya no es algo que me dé fuerzas para seguir, ya no puedo pensar que el tiempo curará nada, me niego a pensar que solo hace falta dejar pasar el tiempo, tengo ideas en la cabeza que no me gustan nada, y no estoy solo, eso me preocupa más.

Solo puedo pensar en ellas, en como estarán, en que estarán haciendo ahora, en quien pensarán, en si me llamarán o me escribirán en algún momento, solo tengo tiempo para pensar en ellas, y cuando lo hago me desvanezco, es como un momento en el que puedo marchar de aquí, desaparecer.

Pero ya he sufrido demasiado como para tener que seguir esperando, tengo tanto el derecho como el deber de estar en su presencia, a su lado, tengo que saber que puedo estar ahí siempre que lo necesite, pero a cambio siempre lo mismo, el tiempo, tengo que volver a esperar, y cada día que pasa es un día mas sin verlas.

Lo único que me queda por hacer es derrochar una nueva lagrima, llorar, pensar que el sufrimiento pronto apaciguara mi ser y que todo encontrará un camino viable para todos, aunque debo decir que no me creo mucho mis propias letras, estoy demasiado agobiado como para admitir que puedo pensar así, pero lo escribo, lo necesito, esto es solo para mí.

Puedes insultarme, criticarme, lo que te de la gana, pero todo comentario anónimo, o con un email falso será borrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *