y sin embargo…

Escrito el 1 julio, 2017, a las 23:51, en calzoncillos.

Y sin embargo, la conciliación del hombre con el ser, algo que aparentemente debe resultar sencillo, siempre y cuando estés en paz contigo mismo, ser lo que sientes, y sentir lo que eres, un todo en ti mismo, un único ser, especial, o no, pero ser un todo completo en tu interior, y así poder reflejarlo en tu exterior.

Todavía no he podido llegar a ese punto, estoy volviendo a tiempos atrasados en mi memoria, tiempos que pensaba perdidos, pero que han vuelto para recordarme quien fui, quien soy, y quien seré.

He tenido una muy buena semana, en gran parte por la ayuda que me ha prestado la gente del Pilton, y sobre todo por haber conocido a Noe, una de esas personas especiales, con las que congenias de un principio, o no tienes nada que hacer.

Y sin embargo, nada cambia en mi interior, sigo teniendo los mismos pensamientos, sigo utilizando mi falsa sonrisa, sigo engañando a mi ángel, sigo siendo yo, ese ser que no domina el sueño, ese ser que no domina su interior.

De poco sirve ya toda esta mierda de falsedad, en todo caso para poder tomar unas cervezas y desayunar algún que otro día con mi ángel, por lo demás todo sigue igual, mi interior está muerto, por completo, no hay nada que me haga reaccionar.

Y se que las puertas del infierno están abiertas de par en par, solo para mí, me van a recibir con honores de militar retirado, y sin embargo me da igual, no tengo miedo, no tengo tiempo, no tengo consciencia de lo que voy a hacer, mi mundo se agota, estoy explotando en mi interior, por dentro ya estoy muerto, el siguiente paso es lógico.

Ya no sirven excusas, ya no sirve conocer gente maravillosa, de hecho, ya no tengo fuerzas ni para engañar a mi ángel, todo se desmorona, todo se me esta viniendo abajo, y sé que no lo parece, y eso es lo más duro de todo, aparentar que estas bien, cuando en realidad sientes como tu interior se esta pudriendo poco a poco.

Y sin embargo sé que me guardan un sitio, en la escala mas alta de todo, por la vida que he llevado, lo que no sabe es que jamas voy a entrar.

Y sin embargo, seguirá buscándome.

Puedes insultarme, criticarme, lo que te de la gana, pero todo comentario anónimo, o con un email falso será borrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *