Contacto
Mi psicóloga y yo

Publicado por: Ricardo

Se han hecho:2 comentarios

El martes estuve viendo a mi psicóloga, hacía casi cinco meses que no nos veíamos por que a mi se me habían pasado ya dos citas con ella, por culpa de mi mala cabeza claro, ya sabéis que se me olvidan mucho las cosas, y las citas con una de las cosas que peor llevo, aunque me lo apunto todo en el calendario hay veces que ni me entero cuando suena. El caso es que cuando me vio se echo las manos a la cabeza, se quedo muy sorprendida al verme, yo no sabía que pasaba y cuando entre en la consulta me pregunto: Ella – ¿pero qué has hecho? Yo – ¿de qué? Ella – Estas muy delgado, ¿cuanto pesas ahora? Yo – Pues no lo se, hace mucho que no me peso De manera que me envió al enfermero que tienen en salud mental a que me pesara, me midiera y me tomara la tensión y el pulso, resulta que peso sesenta y nueve kilos y medio, mido un metro y setenta y tres centímetros, la tensión la tengo perfecta y el pulso a cincuenta y ocho pulsaciones por minuto. Cuando la psicóloga vio el peso que tenía [Hay mas que leer, pincha aquí...]
Pido perdón

Publicado por: Ricardo

Se han hecho:1 comentarios

Hoy toca pedir perdón, sí, hoy quiero pedir perdón a todas las personas a las que durante mi corta pero arriesgada vida les he podido hacer daño de alguna manera, y la verdad es que son muchas, no creo que pueda ponerlas a todas en este artículo, pondré solo a las que recuerdo con más fuerza en mi cabeza. A mis padres: Por que ellos saben bien lo que es sufrir por un hijo, por que les he hecho pasar las de Caín en mi vida, desde que empece a salir hasta que me divorcié, y suerte que no se han enterado de muchas cosas, si no todavía lo habrían pasado peor. Yo empecé a salir por las noches a los catorce años, en plena ruta del bacalao en Valencia, salía de viernes a domingo, pero así, literalmente, me iba el viernes por la noche y volvía el domingo por la noche, salía con gente mucho mayor que yo, y mis padres pasaban un sufrimiento conmigo enorme, nunca hablaba con ellos de nada, siempre estaba en mi mundo, en mi trabajo, que trabajaba en una ferretería, y no les informaba nunca de nada, incluso cuando me separé se enteraron cuatro [Hay mas que leer, pincha aquí...]
Observando a la gente

Publicado por: Ricardo

Se han hecho:0 comentarios

Me fijo mucho en la gente, la verdad es que sí, miro mucho a la gente que me rodea cuando salgo a la calle, me gusta observarlos, ver como actúan, los gestos que hacen, como caminan, como beben algo en la terraza de un bar, como interactúan con otras personas, sobre todo esto último, por que la gente se comporta de una forma muy diferente cuando interactúa con otra u otras personas, de ahí que con el tiempo haya sacado varias conclusiones al respecto, y quisiera numerarlas aquí. El que se pone rojo: Esta persona es sencilla de identificar, cuando camina solo/a por calle tiene la cara normal, con los mofletes con un tono más rosita que el resto, pero nada más a destacar. Eso sí, en el mismo momento que se encuentra con alguien, ya sea hombre o mujer, ese color rosita se convierte en un color rojo ardiente que se difumina por todo el flanco bajo y medio superior de la cara, quizá no hable ni se le vea nervioso, pero no puede evitar que la cara le hierva como una olla a punto de cocer. El barrigas: Este es el típico consumidor de cerveza a nivel industrial, [Hay mas que leer, pincha aquí...]
Mentiras piadosas

Publicado por: Ricardo

Se han hecho:1 comentarios

¿Y bien?, pues yo feliz como comenté en el artículo anterior, algo contrariado conmigo mismo, pero feliz de verdad, ¿que por qué estoy contrariado?, pues es sencillo, por que soy demasiado sincero, es un fallo muy grande que tengo y que me está costando grandes cosas y perdidas, así que creo que debo dejar de ser tan sincero. Lo sé, no va conmigo, en este blog siempre he sido siempre sincero y he contado mis mierdas tal y como son en cada momento, tanto si me encontraba mal como si me encontraba bien, pero estas tres últimas semanas me he dado cuenta que la sinceridad no me lleva a ningún lado, que lo único que me trae son problemas y perdidas. Y me va costar mucho no ser sincero, por que lo he sido toda la vida, me gusta ir con la verdad por delante, caiga quien caiga, pero me he dado cuenta que eso hace daño a personas a las que respeto, quiero y admiro, y eso es algo que tampoco puedo permitir, no quiero que nadie lo pase mal por mi culpa, no quiero hacer pasar malos ratos a nadie por mi puta voluntad de ser demasiado sincero. [Hay mas que leer, pincha aquí...]
La felicidad existe

Publicado por: Ricardo

Se han hecho:0 comentarios

La felicidad existe, os lo puedo asegurar, y lo digo yo, un tío que en los últimos ocho años ha pasado más de la mitad en depresión, que se ha intentado suicidar tres veces, que de esas tres veces ha estado ingresado en centros de salud mental unas dos semanas, en uno de los casos un poco más de tres, que ahora toma once pastillas al día para poder estar controlado mentalmente, que las pastillas no las puede tener el por que seguramente se las tomaría todas de golpe como ya hizo en su momento, y aún así, puedo asegurar en estos momentos, que la felicidad existe. Me siento feliz, a gusto conmigo mismo, a gusto con la gente, a gusto con el mundo, creo estar preparado para lo que me venga, creo que nada me puede fallar ahora, tengo sentimientos que hace mucho que no sentía, hacia personas, hacia cosas, hacia el mundo en sí, estoy en una nueva fase de mi vida en la que creo que todo es posible, estoy muy positivo, radiante, como si todo lo que me ha pasado en estos últimos años solo fuera un mal sueño. Se que no lo es, lo recuerdo [Hay mas que leer, pincha aquí...]