Yo soy Ricard FS y usted no lo es

Escrito el 3 mayo, 2020

A las: 19:45

  Estado: a medio vestir

Se han hecho:1 comentarios

A oscuras con la flaca

Hace mucho tiempo que no hablo sobre mis varias entradas y salidas de centros de salud mental, pero hoy precisamente los he vuelto ha recordar, y claro todo tiene un motivo, anoche tuve un sueño erótico con una buena amiga que hice en una de esas entradas en Girona, mas concretamente con la Flaca, de quien ya hablé un poco en una sicóloga y una flaca, el cual os recomiendo leer si todavía no lo habéis hecho.

Y por ese sueño que más adelante explicare por encima que hoy me gustaría hablar un poco de ella, y me gustaría por que guardo muy buen recuerdo de nuestro encuentro, para mí supuso mucho conocerla, fue algo especial en aquel momento que me hizo recapacitar mucho sobre mi situación y mis verdaderas intenciones en el momento que saliera de allí de nuevo.

Pero primero el sueño que ya os conozco guarras/os, la verdad es que fue un sueño erótico como cualquier otro, bueno en realidad no, en este sueño estábamos en el centro de salud mental, serían sobre las dos o las dos y media de la madrugada cuando la Flaca se salto los sensores de alarma que había en la pared de la enfermera de guardia y se metió en mi habitación.



Si el ser humano viviera de recuerdos moriría en un mar de lagrimas negras y oscuras, los recuerdos solo sirven para hacernos ver lo que fuimos un día, en lo que fallamos o lo bien que lo hicimos, pero también sirven para impedirnos seguir viendo que podremos ser, lo bien que podemos hacerlo y lo grandes que somos.

Como mi compañero de habitación dormía como un bendito ella se quito el pijama reglamentario y se metió en mi cama, yo no reaccione debido a mi medicación para dormir, pero ella ya lo suponía por que cenábamos juntos y ya sabía que tomaba muchas pastillas para dormir, así que hizo lo que tenía que hacer para que yo reaccionase, y vaya si reaccione.

En menos de diez minutos ambos estábamos sin el pijama reglamentario debajo de la sabana, ella supo bien como despertarme y yo lo hice encantado y poco sorprendido, como si ya lo estuviera esperando hace días, hicimos lo que quisimos durante dos horas, nos dieron las cuatro o cuatro y media de la madrugada, nos despedimos con un beso en los labios, ella se puso el pijama de nuevo y marcho a su habitación, al día siguiente se volvió a sentar enfrente de mí para desayunar, como hacía cada día, y nosotros hicimos como si nada hubiera pasado, fueron dos horas de placer que quedaron en nuestro recuerdo, solo para nosotros, algo que no volvió a pasar y que quizá nunca volvería a pasar.

Y explicado por encima el sueño erótico, del que no pienso dar más detalles escabrosos, quiero hablar un poco sobre la Flaca y lo mucho que significo para mi el conocerla, y sobre todo el que ella me aceptara como un amigo suyo, la Flaca es una mujer muy especial, como ya dije en el otro artículo, algo perro flauta, pero con los ideales muy claros y a pesar de su juventud con mucha vida ya echada a las espaldas.

La Flaca sabe a quien debe tener lejos y a quien cerca simplemente hablando cinco minutos con ellos, no tiene pelos en la lengua, eso sí, pelos catalanes, le cuesta mucho hablar en castellano, es una mujer que dice las cosas muy claras y directamente a la cara, hagan daño o no, prefiere crearse enemigos a tener falsos amigos por conveniencia, quizá por eso hicimos buena amistad desde un principio, es algo en que nos parecemos mucho, sobre todo la sinceridad y la honestidad siempre por delante.



No me gustaría que murieras y tener que perderte, pero si tu intención real es la de suicidarte y quitarte de en medio no seré yo quien te quite la idea de la cabeza.

La Flaca es una mujer visceral, no hace caso a su cerebro, habla y reacciona con el corazón y el alma, eso muchas veces le lleva a cometer errores de los que después puede arrepentirse, pero también es verdad que piensa que una vez echo, echo está, es casi tan impulsiva como yo, no tanto pero casi, le cuesta mucho controlarse y se rige por el aquí y ahora, disfrutar del día sin pensar en el pasado ni mirar mucho al futuro.

Si hay algo que me gusta de la Flaca es su memoria, aunque haga años que no sepas nada de ella siempre se acordará de ti, siempre tendrá algo en su casa que le haga pensar en ti, algún recuerdo extraño que le dejaste, pero nunca olvida, es una mujer tan rencorosa como amable, la Flaca me gusta, y me gusta tenerla como amiga, aunque hace mucho que no se de ella, pero anoche me gusto soñar erótica mente con ella, y hoy tener este grato recuerdo del centro de salud mental ha sido positivo, y bueno como siempre, gracias por leer.

104 Visitas

Débil mortal no te asuste
mi oscuridad ni mi nombre;
en mi seno encuentra el hombre
un término a su pesar.
Yo, compasiva, te ofrezco
lejos del mundo un asilo,
donde a mi sombra tranquilo
para siempre duerma en paz.

Isla yo soy del reposo
en medio el mar de la vida,
y el marinero allí olvida
la tormenta que pasó;
allí convidan al sueño
aguas puras sin murmullo,
allí se duerme al arrullo
de una brisa sin rumor.

Soy melancólico sauce
que su ramaje doliente
inclina sobre la frente
que arrugara el padecer,
y aduerme al hombre, y sus sienes
con fresco jugo rocía
mientras el ala sombría
bate el olvido sobre él.

Soy la virgen misteriosa
de los últimos amores,
y ofrezco un lecho de flores,
sin espina ni dolor,
y amante doy mi cariño
sin vanidad ni falsía;
no doy placer ni alegría,
más es eterno mi amor.

En mi la ciencia enmudece,
en mi concluye la duda
y árida, clara, desnuda,
enseño yo la verdad;
y de la vida y la muerte
al sabio muestro el arcano
cuando al fin abre mi mano
la puerta a la eternidad.

Ven y tu ardiente cabeza
entre mis manos reposa;
tu sueño, madre amorosa;
eterno regalaré;
ven y yace para siempre
en blanca cama mullida,
donde el silencio convida
al reposo y al no ser.

Deja que inquieten al hombre
que loco al mundo se lanza;
mentiras de la esperanza,
recuerdos del bien que huyó;
mentiras son sus amores,
mentiras son sus victorias,
y son mentiras sus glorias,
y mentira su ilusión.

Cierre mi mano piadosa
tus ojos al blanco sueño,
y empape suave beleño
tus lágrimas de dolor.
Yo calmaré tu quebranto
y tus dolientes gemidos,
apagando los latidos
de tu herido corazón.

3 mayo, 2020 por Ricard FS

Ricard FS
Soy Ricard FS, creador de mi propia historia, amante de lo desconocido y las mujeres, sobre todo ácrata y libre, no pienso dar mi brazo a torcer, estoy loco y lo admito.

Deja tu comentario

  1. Sonia dice:

    tu sueñas con cualquiera menos conmigo ya lo veo ya cabroncete :mrgreen:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

:wink: :twisted: :roll: :oops: :mrgreen: :lol: :idea: :evil: :cry: :arrow: :?: :-| :-x :-o :-P :-D :-? :) :( :!: 8-O 8)