Yo soy Ricard FS y usted no lo es

Escrito el 15 septiembre, 2020

A las: 22:57

  Estado: caliente

Se han hecho:0 comentarios

Fuego en las venas

Yo creo que en alguna de mis vidas anteriores tuve que ser latino americano, seguramente de algún lugar del caribe o así, lo sé por que todavía tengo la sangre caliente como los latinos, por mis venas corre fuego y azufre con un calor y ardor que ni el mismísimo lucifer aguantaría.

Soy un ser de sangre caliente, pasional e impulsivo, me rijo por las motivaciones que me dicta el corazón y no suelo hacer mucho caso a mi cerebro.

En algunos aspectos mi forma de ser y de ver la vida es buena, por ejemplo en el sexo disfruto como un loco y hago que la mujer que esta conmigo goce lo máximo posible, me encanta hacer gozar a una mujer, oír sus gemidos y gritos, saber que está disfrutando conmigo tanto como la disfruto yo a ella.

Ser adicto al sexo es una de mis virtudes, problema o debilidad, todo depende de como o quien lo mire, lo único que tengo claro es que lo fui, lo soy y lo seguiré siendo durante toda mi vida.

El problema de tener la sangre tan caliente y dejarme vivir a base de impulsividad es que también cometo muchos errores, errores de los que siempre me acabo arrepintiendo y lamentando, no tengo filtro cuando hablo, digo todo lo que me parece y a quien me parece sin pararme a pensar si es lo correcto o no, ese es uno de mis grandes problemas y quizá el que más disgustos me da, pierdo muchas amistades por ello, me llevo muchas broncas por no saber filtrar lo que digo y sobre todo lo que más me duele es que no hay mucha gente que sepa aguantarme.

Otro de los problemas de ser tan impulsivo es que casi siempre tomo decisiones de las que me acabo arrepintiendo, como cuando decidí casarme e irme a Girona con los ojos cerrados, si bien es cierto que de esa decisión nacieron mis dos hijas que son lo que más quiero en este mundo pero de quince años que duró aquello creo que solo los cinco primeros fueron reales, el resto de años siguientes fueron una manera más de vivir con alguien bajo el mismo techo compartiendo gastos, derechos y deberes, y los últimos cinco años para mi fueron un calvario en vida.

Eso sí, lo que es cierto y de lo que no me arrepiento y nunca lo haré es de las veces que le he dicho a una mujer “TE AMO”, las tres veces que lo he hecho ha sido de corazón y con todo mi alma y mi verdad, nunca le he dicho a una mujer esas palabras siendo mentira, solo lo he hecho tres veces en mi vida, y las tres han sido reales.

La primera vez que le dije a una mujer “TE AMO” fue a la mujer con la me case y estuve viviendo quince largos años, pero cuando se lo dije lo sentía de corazón, estaba enamorado de ella, pero bueno la cosa se torció de mala manera y los sentimientos acabaron cambiado y convirtiéndose en otros sentimientos diferentes.

La segunda vez que le dije a una mujer “TE AMO” fue demasiado tarde, llegue casi veinte años tarde a darme cuenta de lo que sentía, debí decírselo cuando tenía diecisiete años, pero por aquel entonces tenía otros pájaros en el corazón y la cabeza, cuando se lo dije también era por que lo sentía de verdad, lastima que llegué demasiado tarde, ella no sentía nada por mi, y aún ahora creo que nunca lo sentirá.

Y por último la tercera vez que le he dicho a una mujer “TE AMO” ha sido hace muy poco, de hecho le dediqué este artículo y todo, pero como casi siempre me pasa he cometido un grave error y la he cagado otra vez.

Al principio todo iba muy bien, hablábamos mucho y la relación fluía como el Amazonas con fuerza y a lo grande, pero como digo cometí un grave error, me mostré tal y como soy, me abrí a ella y le conté todo sobre mi, sobre lo que soy, sobre mi pasado y mi presente, le conté los errores que he cometido a lo largo de mi vida, le conté lo mucho que he sufrido y sufro, me mostré tal y como soy ante ella y la cagué.

La cagué por que se asusto de lo que pudo ver, de lo que pudo sentir de mi, la asuste de tal manera que incluso dejo de hablarme totalmente, la asuste por mostrarme tal y como soy, por abrirme a ella por completo y no guardarme nada en mi interior, la asuste, la cagué otra vez, por suerte ahora vuelve a hablarme de nuevo, pero tengo claro que solo será una amistad más en mi vida, le doy demasiado miedo.

Ahora creo que entiendo el sentido de las palabras “TE AMO”, son palabras que me hacen sufrir cada vez que las utilizo, palabras que digo de corazón y muy pocas veces y que quizá debería dejar de utilizar.

Pero coño no todo es negativo por vivir a base de impulsos también hay cosas positivas en mi vida no todo son errores o cagadas.

Gracias a mi impulsividad consigo que mi gran timidez no me coarte a la hora de hablar con una mujer por primera vez, a pesar de lo tímido que soy me lanzo sin problemas y no me va mal, es cierto que me gustaría que me fuera mejor pero joder no me puedo quejar.

También gracias a mi impulsividad soy un hombre muy creativo y activo, desde que empece a trabajar con dieciséis años no me ha faltado nunca trabajo y ahora tengo cuarenta y tres, y si no me hubieran jubilado por mis problemas mentales estoy seguro que estaría en activo y trabajando, es más en todas las empresas que me han contratado a lo largo de mi vida he llegado a tener algún cargo de relevancia, nunca me he quedado como un simple empleado más.

En fin ¿que saco en claro de este artículo?, pues que pienso seguir viviendo a base de impulsos y guiándome por el corazón y no por el cerebro, mi cerebro está muy cascado como para hacerle mucho caso, pero sobre todo saco en claro que las palabras “TE AMO” siempre me traen sufrimiento y dolor, que debo dejar de utilizarlas aunque sienta de nuevo que deba decirlas a alguien, es mejor que utilice un “TE QUIERO” que es casi lo mismo pero en realidad no significa lo mismo, así seguro que no sufro más por amor, y esto es todo por hoy como siempre os digo, gracias por leer.

418 Visitas

Llevo un buen rato mirándola. Cuando entraba en el río, dejándose acariciar por el agua mientras nadaba y llegaba a la roca, y cómo me ha mirado al alcanzar la cima. La misma cara de hace 10 años, cuando empezamos a salir y ganó un osito de peluche en la feria, pescando patitos.

Sentada, con las piernas cruzadas de lado, apoyada en la cadera y las manos en la piedra, como si de una sirena danesa se tratara, se veía tan orgullosa y feliz, que hubiera parado el mundo, aunque fuera un minuto, para que lo disfrutara, y yo también, observándola, inspirando profundamente relajado, guiando los sentidos por el murmullo del río y los sonidos musicales del bosque.

Aún sigue probando diferentes posturas, hasta acabar tumbada completamente sobre la losa, me sonríe y explica lo que siente, y de repente, como si la calma se apoderara de ella, la mirada se pierde en el espacio, totalmente absorta donde quiera que haya ido, y le envidio este poder de trasladar la mente donde sea y disfrutar del momento.

Seguir leyendo el artículo erótico.

15 septiembre, 2020 por Ricard FS

Ricard FS
Soy Ricard FS, creador de mi propia historia, amante de lo desconocido y las mujeres, sobre todo ácrata y libre, no pienso dar mi brazo a torcer, estoy loco y lo admito.

Deja tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

:wink: :twisted: :roll: :oops: :mrgreen: :lol: :idea: :evil: :cry: :arrow: :?: :-| :-x :-o :-P :-D :-? :) :( :!: 8-O 8)