Contacto

Mentiras piadosas

Publicado por: Ricardo

Escrito el 5 febrero, 2020

A las: 16:33

  Estado: caliente

Se han hecho:1 comentarios

¿Y bien?, pues yo feliz como comenté en el artículo anterior, algo contrariado conmigo mismo, pero feliz de verdad, ¿que por qué estoy contrariado?, pues es sencillo, por que soy demasiado sincero, es un fallo muy grande que tengo y que me está costando grandes cosas y perdidas, así que creo que debo dejar de ser tan sincero.

Lo sé, no va conmigo, en este blog siempre he sido siempre sincero y he contado mis mierdas tal y como son en cada momento, tanto si me encontraba mal como si me encontraba bien, pero estas tres últimas semanas me he dado cuenta que la sinceridad no me lleva a ningún lado, que lo único que me trae son problemas y perdidas.

Y me va costar mucho no ser sincero, por que lo he sido toda la vida, me gusta ir con la verdad por delante, caiga quien caiga, pero me he dado cuenta que eso hace daño a personas a las que respeto, quiero y admiro, y eso es algo que tampoco puedo permitir, no quiero que nadie lo pase mal por mi culpa, no quiero hacer pasar malos ratos a nadie por mi puta voluntad de ser demasiado sincero.



Así qué, a partir de ahora voy a intentar aprender a contar mentiras, eso sí, mentiras piadosas, mentiras que no hagan daño a nadie, solo para quedar bien, como hace todo el mundo vaya, creo que tampoco estaré haciendo nada fuera de lo normal, me estaré comportando como el noventa y nueve por ciento de las personas.

La verdad es que me va a costar un huevo y parte del otro hacerlo, siempre he sido sincero, y ahora empezar a no serlo, aunque no sea del todo, no sé, no me veo la verdad, pero bueno, si así consigo hacer menos daño a la gente que respeto es lo mejor, sé que es lo que debo hacer, mentiras piadosas para que nadie sufra por mi culpa.



En realidad no tengo ni puñetera idea de como se hace, de como se inventa uno las mentiras piadosas, tendré que fijarme más en las personas que me rodean, en su comportamiento, en sus ojos, en sus reacciones, en sus movimientos a la hora de hablar, tendré que ver como lo hace el resto de la gente para hacerlo yo también igual que ellos, supongo que no será difícil encontrar las pautas en la gente observando un poco con atención.

Lógicamente en este blog intentaré seguir siendo sincero como lo he hecho hasta ahora, lo que sí haré será evitar decir ciertas cosas, o hablar de ciertos temas que se que pueden dañar a personas que quiero y respeto, ya he hecho bastante daño como para volver a repetirlo.

Mi problema real es que cuando escribo un artículo lo hago simplemente con la cabeza y el corazón, escribo lo que siento y pienso en ese mismo momento, luego paso el corrector y lo publico directamente, no lo vuelvo a re leer, de ahí que muchas veces digas cosas que no debería decir o que no debería haber escrito, por que no lo repaso, lo escribo tal como lo siento y me pasa por la cabeza y ya está.

Pero esto no pasará más, ahora iré con más cuidado, repasaré cada artículo antes de publicarlo para asegurarme de que no le falto al respeto a nadie, y que no digo nada fuera de lo normal, vaya, que no escribo nada que pueda herir a alguien en su orgullo o sentimientos.

Y eso es todo por hoy, mentiras piadosas, ya lo sabéis, si podéis ayudarme con esto dejar un comentario, estaré agradecido de cualquier ayuda, como siempre, gracias por leer.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Boletín de noticias de Alna Virtual, mantente siempre actualizado.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Escribir, por ejemplo: “La noche está estrellada, y tiritan, azules, los astros, a lo lejos.”

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como esta la tuve entre mis brazos. La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

Ella me quiso, a veces yo también la quería. Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oir la noche inmensa, más inmensa sin ella. Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.

Qué importa que mi amor no pudiera guardarla. La noche esta estrellada y ella no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos. Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca. Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles. Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise. Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos. Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero. Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como esta la tuve entre mis brazos, mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque este sea el ultimo dolor que ella me causa, y estos sean los últimos versos que yo le escribo.

ME ENCANTAN VUESTROS COMENTARIOS!!!!!!.

  1. Ana dice:

    Tu di lo que quieras, estoy segura de que no vas a ser capaz, te conozco Ricardo, eres demasiado tonto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image