EnglishSpanish

Mis hijas están lejos

Publicado por: Ricardo

Escrito el 4 diciembre, 2019

A las: 19:06

  Estado: pensando en ti

Se han hecho:3 comentarios

Bueno, ya estoy aquí de nuevo, disculpar mi falta de regularidad a la hora de escribir, pero entre el trabajo y los bajones que estoy sufriendo la verdad es que no me queda tiempo mas que para lamentarme por la ruina en la estoy metido, ruina de vida me refiero, sinceramente llevo un mes malísimo, y es que he tenido una noticia fatal.

El caso es que me han dicho mis hijas que este año no vendrán por navidad, y eso me ha dejado hecho una verdadera porquería, apenas y salgo a comprar tabaco, no he llamado a mi ángel mas que una vez en no se cuanto tiempo, no duermo bien, me acuesto tarde trabajando y me levanto temprano con la cama desecha como la moto de un hippie, en fin, que lo estoy pasando muy mal.

Para mas inri los cambios de medicación que me hizo la psiquiatra no me han ido bien, me encuentro todo el día muy nervioso y han vuelto las crisis de ansiedad, de momento a bajo nivel, las puedo controlar yo solo bien sin ayuda de pastillas adicionales ni nada, pero bueno, han vuelto.



El viernes fui a ver a la psiquiatra y se lo comente todo, de momento me ha vuelto a poner una de las pastillas que me había quitado y me ha subido dos de las que ya tenía puestas, una de ellas ha sido la que me puso nueva hace dos meses, no se que tal me irán los cambios esta vez, espero que para mejor, pero hasta dentro de un par de semanas como mínimo no notaré nada en el cambio de pastillas, por lo tanto todavía me queda lo mio por pasar.

Y para ir mejorando un poco más la historia me ha salido un apéndice gigante que me hace un daño horroroso, ya he ido al medico y me han enviado a el apartado de cirugía, pero aquí en Requena las cosas van despacio, así que igual me tiro dos meses hasta que me operen, es muy posible, o incluso más, depende del cirujano que me toque.



En fin, como podéis ver no estoy muy fino, de nuevo en depresión profunda, y con mis males por ahí sueltos, los males se soportan bien, pero la depresión me duele mucho, y más por lo que he caído esta vez, es que si lo pensáis bien va ha pasar más de un año desde la última vez que las vi, es algo exagerado para un padre que esta enamorado de sus hijas.

De acuerdo hablo con ellas por teléfono siempre que quiero y por WhatsApp casi cada día también, pero me da igual, nunca será lo mismo que tenerlas aquí conmigo, aunque solo sea unos días, ami me resulta suficiente unos pocos días disfrutando de su presencia para que se me olviden todos los quebraderos de cabeza que tengo.

Cuando estoy con ellas todo cambia, irradian una felicidad contagiosa para mi, me siento como en una nube cuando las tengo cerca, es como si engordara cinco kilos cada vez que las veo, de verdad, no se como explicarlo, pero claro, es tanto tiempo alejado de ellas que verlas unos pocos días al año……., supongo que es normal que me siente tan bien, claro, resulta tan difícil de explicar, pero cuando las tienes tan lejos y no puedes viajar para verlas, todo se complica.

Me gustaría poder disponer yo de las pastillas y coger un tren para subir a verlas una semana entera a Girona, pero todavía no me fio ni de mi mismo, no estoy seguro de tener en mi poder tantas pastillas sin cometer alguna tontería de nuevo, y sin que yo mismo tenga esa confianza, ni mi hermana ni mi madre la van a tener, eso está mas que claro, así que de poder subir nada.

Un amigo se ha ofrecido a llevarme, y una de las psicólogas a las voy me ha dicho que hablaría con mi hermana para que le de las pastillas a mi amigo y sea el quien me las administre, es una idea para poder subir a verlas, me va a costar una pasta, por que tendré que pagar la estancia de mi amigo también, pero bueno, es una idea que está en el aire para poder subir a verlas yo, todo y siempre que mi hermana de su brazo a torcer claro.

Bueno, pues como veis estoy de nuevo con depresión profunda, y eso que se acercan las navidades, bien las voy a pasar, pero es lo que me ha tocado vivir, yo soy así, no se como voy a encontrar una mujer que me quiera con tantos derroches de energía que tengo, jajajaja, en fin, un poco de humor que no falte, gracias por leerme, un abrazo chicos y chicas.

No se que pensaras de mi, y la verdad es que tampoco me importa mucho, yo solo se que me haces feliz, feliz como cada atardecer de otoño con el cielo rojo a los pies de la playa de la Malvarrosa.

Se que quiero estar contigo carnalmente, y se que algún día pasará, es algo que está escrito en el destino y que no se puede evitar, además, ambos tenemos las mismas ganas, por mucho que nos esforcemos en negar.

Si quieres puedes dejar tu comentario para Ricardo aquí.

  1. Raquel dice:

    Que mal te veo Ricardo, yo te llevaría encantada a Girona, y estaría una semana contigo allí sin problema, pero con nuestros antecedentes como pareja conflictiva dudo mucho que tu hermana confíe en mi para que me haga cargo de las pastillas, pero bueno, yo lo dejo ahí.

  2. Ana dice:

    Hay que mal mi amor, que no puedas ver a tus hijas estas navidades es una gran putada, te entiendo que estés mal y enojado, no se como te sientes por dentro por que no puedo ponerme en tu lugar, pero imagino que lo estarás pasando muy mal ahora mismo, no te preocupes mi amor, seguro que pronto te dan una buena sorpresa, ellas te quieren, ya veras como pronto las tienes a tu lado.

  3. Sandra dice:

    Que mal Ricardo, bueno tu tranquilo, no estas solo de ninguna de las maneras, además tus hijas te quieren un montón, de eso estoy segurisima, no creo que debas preocuparte, vendrán un poco más tarde pero vendrán, y no me tengas tan olvidada que ya hace mucho que no vienes a verme, a ver si te voy a tener que tirar de las orejas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image